15 oct. 2017

Luz Casal, pregonera del DOMUND 2017

OMPRESS - SANTIAGO DE COMPOSTELA
La cantante Luz Casal ha sido la pregonera del DOMUND 2017. El acto tuvo lugar el pasado miércoles en la catedral de Santiago de Compostela, con la presencia del arzobispo Mons. Julián Barrio. Con un pregón escrito como si de una canción se tratara, la cantante destacó el trabajo de los misioneros, quienes, más allá de su propio interés, van a los lugares más difíciles. Allí, con pequeños gestos, llenan el mundo de belleza. Luz Casal reiteró la necesidad de volver a retomar los conceptos cristianos de caridad y misericordia.
En su intervención Luz Casal recordó cómo de niña le hablaron del Domund en el colegio. Las hermanas Doroteas pusieron un documental, y les explicaron el significado de la caridad y la misericordia: “Esa lección fomentó en aquel grupo de niñas nuestra futura disposición a echar una mano al necesitado”.
Luz Casal explicó cómo en la actualidad esos conceptos que le enseñaron de niña han perdido su significado, y los hombres y mujeres vivimos anestesiados ante el dolor del hombre. La cantante gallega hizo un llamamiento a dedicar a los necesitados “unos minutos, como esos que algunos dedicamos a nuestros abdominales y glúteos; u ofrecer un donativo que no supondrá un gasto mayor que el de comprar un botecito de crema antiarrugas o una hidratante de manos”.
Dedicó una parte del pregón a valorar el trabajo de los misioneros, que muestran que su entrega va más allá de la solidaridad. “Sin patrias ni banderas, abandonan su proyecto de vida propia, su propio interés. Héroes anónimos, que en sus viajes al infierno acaban por alcanzar el cielo al juntar con ternura sus manos a otras manos”. Es el ejemplo de los 13.000 misioneros españoles, que cruzan el planeta para llevar esperanza y dignidad donde no las hay. “En estos casi cien años de celebración del Domund la labor de los misioneros está rodeada de silencio, y aún así no falta la alegría en su misión”, señaló.
La cantante gallega habló además de que hay que volver a recordar la historia de nuestro país que abrió las puertas a la evangelización, y a no dar la espalda al trabajo espiritual. “Tenemos confianza en la ciencia, en la razón, en la cultura, en el poder que da el progreso desde el siglo XVIII, pero esto no debiera impedirnos creer en la misericordia que llega a través de la fe”. Y recordó a todas las personas e instituciones que ha conocido en su trayectoria profesional, a todos aquellos que intentan frenar el mal del mundo, entre ellas, las Obras Misionales Pontificias. “Para que triunfe el mal, lo único necesario es que las personas buenas no hagan nada por evitarlo”, y dijo que ante los problemas, o se espera a que alguien los solucione, o se pone uno en marcha para solucionarlos. “Esta última opción es la que habéis elegido los misioneros, religiosos y seglares”.
Por último, Luz Casal afirmó que, al colaborar con las buenas causas, uno se siente bien. “Por eso yo creo que la colaboración solidaria debería estar siempre de moda".
El estribillo que repitió durante el pregón fue: “La belleza que provocan los pequeños gestos humanitarios regenera el mundo, y el amor lo salva”. Y la coda con la que terminó: “Gracias a todos los misioneros presentes por enseñarnos con sus obras que el más insignificante acto de amor puede abrazar a la humanidad herida”.
Texto íntegro del Pregón: https://www.omp.es/pregon-del-domund-2017/

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...