18 ene. 2016

FALLO DEL CERTÁMEN DE FOTOGRAFÍA DE INFANCIA MISIONERA

18/01/2016 Obras Misionales Pontificias. Madrid

Una niña de 8 años de Palencia gana el concurso nacional de fotografía de Infancia Misionera
El Jurado ha sido presidido por el profesor Diego Caballo Ardila.
Más de 700 niños de 6 a 12 años han participado en el concurso nacional de fotografía de Infancia Misionera, desde 40 diócesis españolas. Con el título "Da gracias con una foto", el concurso ha movido a cientos de niños a expresar el agradecimiento, de cara a la Jornada de Infancia Misionera, que se celebrará el 24 de enero con el lema "Gracias". El Jurado ha elegido a los tres ganadores -de Palencia, Madrid y Ponferrada-, y ha querido hacer dos menciones especiales.
Dar gracias con una fotografía. Esa era la intención del concurso nacional de fotografía de Infancia Misionera. "Hay una representación muy amplia e interesante del concepto del agradecimiento, con mucha imaginación", afirma Diego Caballo Ardila, presidente del Jurado. "A través de imágenes completadas con palabras han sido capaces de dar las gracias con una idea", explica.



Sol Nazira Atoche Sendino, 8 años, ganadora del concurso, ha participado desde el colegio Nuestra Señora de la Providencia de Palencia con una fotografía tomada en Lima, en la que da las gracias por las nuevas oportunidades recibidas. 



"Gracias Señor por darme la oportunidad de conocer otra realidad y participar de las Eucaristías que allí se celebran"



El segundo premio ha sido concedido a Marina Iglesias,12 años , del colegio Mater Salvatoris de Madrid, quien da gracias por cada puesta del sol.







"Gracias Señor por cada puesta de sol, porque significa que tengo un día más para amarte"




En tercer lugar en el podio, destaca Lucía Cano, de ocho años y alumna del colegio Espíritu Santo de Ponferrada (diócesis de Astorga), quien ha mostrado agradecimiento por su familia.

"Gracias Señor por mi familia".

15 ene. 2016

Presentación de la JORNADA DE LA INFANCIA MISIONERA

Obras Misionales Pontificias - 14/01/2016

Mark Desser es uno de los cinco sacerdotes (incluido el obispo) que trabajan en Yibuti, un pequeño país en el cuerno de África, de mayoría musulmana. En la presentación de la Jornada de Infancia Misionera, ha subrayado el papel educativo de la Iglesia, que acoge a ricos y pobres, a musulmanes y cristianos, etc. Asimismo, ha subrayado la importancia de la educación para la pacificación de la zona. Infancia Misionera sostiene esta tarea, entre otras cosas, ayudando con el material escolar u ofreciendo becas a los niños más pobres.

Mark Desser es un ex ingeniero de General Motors, que un día sintió la llamada del Señor a trabajar entre los musulmanes de Yibuti. En la presentación de la Jornada de Infancia Misionera que tuvo lugar esta mañana en la sede nacional de OMP, explicó que la educación es la principal tarea de la Iglesia Católica, minoritaria en este pequeño país de 23.200 kilómetros (apenas el o,6 % de la población es católica). Las escuelas impulsadas por la Iglesia, están presentes en Yibuti desde que llegaron los primero misioneros capuchinos en 1885.

8 ene. 2016

Los niños de Infancia Misionera...

...misioneros y testigos de la fraternidad, dice el Papa Francisco
OMPRESS-ROMA (7-01-16)
“Recordemos también que la Epifanía es la Jornada Mundial de la Infancia Misionera. Es la fiesta de los niños que, con sus oraciones y sacrificios, ayudan a sus coetáneos más necesitados haciéndose misioneros y testigos de la fraternidad y del compartir”, así recordaba ayer el Papa Francisco la celebración de la Infancia Misionera – en España se celebrará el próximo 24 de enero – y lo que significa para los niños vivir el espíritu de esta Obra Pontificia, una de la cuatro que conforman las Obras Misionales. Fue durante el ángelus con motivo de la Solemnidad de la Epifanía. En él también recordaba cuál debe ser nuestra estrella: “Es el Evangelio, la Palabra del Señor, como dice el salmo: ‘lámpara para mis pasos es tu palabra, luz en mi camino’. Esta luz nos guía hacia Cristo”.

Y en la Misa, poco antes, el Papa recordaba que “necesitamos de esta luz que viene de lo alto para responder con coherencia a la vocación que hemos recibido. Anunciar el Evangelio de Cristo no es una opción más entre otras posibles, ni tampoco una profesión. Para la Iglesia, ser misionera no significa hacer proselitismo; para la Iglesia, ser misionera equivale a manifestar su propia naturaleza: dejarse iluminar por Dios y reflejar su luz. Este es su servicio. No hay otro camino. La misión es su vocación: hacer resplandecer la luz de Cristo es su servicio. Muchas personas esperan de nosotros este compromiso misionero, porque necesitan a Cristo, necesitan conocer el rostro del Padre”.

CATEQUISTAS NATIVOS


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...